Apuntes para una presentación sobre comunismo y tiempo libre#

por Jehu

https://therealmovement.wordpress.com/2018/01/07/notes-for-a-talk-on-communism-and-free-time/


Este ensayo pretende servir como apunte para una conversación sobre comunismo y tiempo libre en la teoría laboral del valor de Marx. El resumen se basa principalmente en los Grundrisse, específicamente en el, así conocido, Fragmento sobre la máquina. No está en su forma final. Lo estoy haciendo circular para que sirva de fomento para la discusión. Los apuntes tampoco ofrecen ninguna prueba de ninguno de los argumentos de Marx. Nada de lo que digo aquí argumenta que Marx tenía razón, sino que este es el argumento suyo en los Grundrisse.

Mi enfoque sobre el tema, supone que el comunismo se puede definir como: tiempo libre y nada más. Siguiendo esta lógica, el capitalismo se concibe como la creación de la base material para el no trabajo de la mayoría de la sociedad.

A modo de introducción, debe tenerse en cuenta que este breve pasaje de Marx se encuentra en una colección de cuadernos que era, en gran parte, desconocida hasta alrededor de 1973, año en que Martin Nicolaus los tradujo al inglés y los hizo ampliamente disponibles. Aunque se había publicado ya en 1939, las fuentes afirman que solo 3-4 copias de los cuadernos que componen la obra, llegaron a occidente cuando Nicolaus lo tradujo.

Como puede verse en mi resumen, Marx predijo que el fin de la producción basada en el dinero mercancía (el valor de cambio) era inevitable. Sin embargo, esta predicción no se hubo realizado hasta que el patrón oro se había derrumbado ya en 1971. Como resultado de esto, la predicción de Marx no ha sido integrada adecuadamente en el modelo teórico por parte de los académicos y economistas marxistas.

Por lo tanto, los Grundrisse ofrecen una perspectiva muy diferente sobre los acontecimientos del siglo XX, desde las dos guerras mundiales hasta la Gran Depresión, y hasta el colapso del sistema monetario de Bretton Woods en 1971, así como muchos otros eventos dentro del mercado mundial a partir de entonces.


1. Trabajo necesario y automatización

Según Marx, la compra y venta de fuerza de trabajo por dinero (vale decir, el trabajo asalariado) es el desarrollo último de la producción basada en el valor de cambio. En la literatura, la producción basada en el valor de cambio se denomina a veces también "producción de mercancías simple", producción basada en el intercambio, o producción de mercado.

Producción basada en el valor de cambio significa, entre otras cosas, que la producción la llevan a cabo individuos o grupos separados dentro de la comunidad de productores, y que los productos de este trabajo se intercambian después entre ellos. Una producción basada en el intercambio completamente desarrollada, implica, como medio para la circulación de mercancías, el rol necesario del dinero. Los precios de las mercancías, expresados en alguna forma de dinero, son más o menos iguales a los tiempos de trabajo utilizados en su producción.

En el modo de producción basado en el valor de cambio, el factor determinante en la producción de riqueza es la masa de tiempo de trabajo directo invertido en la producción. Sin embargo, con la aparición del capitalismo y la posterior aparición de la gran industria, la producción de riqueza real (por ejemplo: zapatos, casas) depende cada vez menos del tiempo de trabajo directo. En cambio, la producción depende cada vez más de la aplicación de la ciencia y la tecnología a la producción. Las máquinas toman el lugar de los seres humanos en la producción.

La cantidad de riqueza material creada por la aplicación de la ciencia y la tecnología crecen dramáticamente en comparación con la aplicación relativamente pequeña de trabajo vivo en su producción. Con el tiempo, la producción de riqueza material (zapatos, casas) depende más de la aplicación de la ciencia y la tecnología en la producción, que del trabajo humano vivo.

La creciente dependencia de la producción en la ciencia y la tecnología es al mismo tiempo el desarrollo de algo muy similar a lo que hoy llamamos Inteligencia Artificial General:

"El desarrollo del capital fijo indica en qué medida el conocimiento social general se ha convertido en una fuerza directa de producción, y en qué medida, por lo tanto, las condiciones del proceso de la vida social en sí han quedado bajo el control del intelecto general y se han transformado en acuerdo con ello. Hasta qué punto se han producido los poderes de producción social, no solo en forma de conocimiento, sino también como órganos inmediatos de la práctica social, del proceso de la vida real".<

Marx predice entonces que hay un punto en el que la producción de bienes requerirá de tan poco trabajo humano, y se tornará tan dependiente de la ciencia y la tecnología, que el gasto de trabajo humano ya no servirá como medida del valor de los bienes. Las máquinas, y no el trabajo vivo, se convertirán en los órganos inmediatos de producción. Esencialmente, estas máquinas incorporarán directamente el conocimiento científico de las leyes físicas en el proceso de producción.

Con el cambio en la producción, de la aplicación directa del trabajo humano a la aplicación de la ciencia y la tecnología, la producción basada en el valor de cambio (en la aplicación de trabajo humano vivo en la producción) se derrumba (colapsa). Esto quiere decir, que los precios que se pagan por las mercancías ya no expresarían más el tiempo de trabajo socialmente necesario requerido para su producción.

Aunque generalmente se asocia a Marx con la idea de que el precio de una mercancía es una expresión de su valor, la mayoría de las personas no saben que lo que Marx predijo fue que, eventualmente, la igualdad entre los precios y los valores se quebraría. Después de ese punto, los precios ya no reflejarían los valores de las mercancías. Los marxistas de principios del siglo XX demostraron una división profunda respecto a si la teoría de Marx predecía que dicha premisa fundamental del modo de producción capitalista colapsaría. El debate enfrentó a los llamados catastrofistas (aquellos que creían que el capitalismo se dirigía al colapso) contra los no-catastrofistas (aquellos que creían que el capitalismo evolucionaría gradualmente hacia el comunismo).

No fue sino hasta la publicación de los Grundrisse que el problema se resuelve: Marx era un catastrofista.

2. Automatización y la creación de tiempo de trabajo disponible.

Además de reemplazar progresivamente el trabajo humano vivo en la producción de riqueza material por el conocimiento científico y las máquinas, Marx argumenta que el capitalismo convierte progresivamente una cantidad cada vez mayor de tiempo de trabajo necesario en lo que él llama "tiempo de trabajo disponible" , "tiempo no laboral" o "tiempo libre" para un pequeño estrato de explotadores.

Si bien el tiempo libre para unos pocos existió en todas las sociedades anteriores con una clase o varias clases explotadoras, en el modo de producción capitalista el objetivo inmediato de la producción es la apropiación de una masa cada vez mayor de tiempo de trabajo excedente. El capitalista obtiene ganancias al reducir progresivamente (y agresivamente) el empleo de trabajo vivo en la producción de riqueza real.

Al mismo tiempo, el capitalista no persigue la reducción del trabajo vivo en la producción de zapatos, casas, etc. para que la sociedad pueda liberarse del tiempo de trabajo necesario, sino para aumentar el tiempo de trabajo excedente (no remunerado).

Es importante descifrar lo que esto significa para el comunismo. La época del capitalismo se caracteriza por la reducción progresiva del trabajo necesario para aumentar el tiempo de trabajo excedente. Por lo tanto, debe reducir el tiempo de trabajo necesario de tal manera que el tiempo de trabajo excedente aumente.

Ser un proxeneta no es fácil. Y ser un capitalista, tampoco. Como explica Marx, convertir el tiempo de trabajo necesario en tiempo de trabajo excedente se vuelve bastante caótico a veces, y cada vez más. Si el capital tiene demasiado éxito en la reducción del trabajo necesario, entonces sufre de sobreproducción. La producción se interrumpe porque el capital no puede realizar trabajo excedente alguno.

¿Qué tan caótico puede llegar a ser este sistema de producción? Vimos anteriormente que Marx predijo que la producción basada en el valor de cambio colapsaría, así de caótico puede llegar a ser. Eventualmente, las crisis periódicas, en las que se interrumpe la producción con fines de lucro porque no se puede realizar la plusvalía, se convierten en el estado permanente del modo de producción.

3. La creación de tiempo de trabajo disponible y el colapso del patrón oro.

El argumento de Marx en esos dos párrafos es interesante, pero ¿estoy leyendo más en el argumento de Marx de lo que realmente está afirmando? Creo que esto solo es determinable al centrarnos en una categoría clave empleada por Marx en su discusión: "La producción basada en el valor de cambio".

¿Qué quiere decir Marx con esta frase? En la teoría de Marx, el "valor de cambio" se halla bien definido al comienzo de El Capital, volumen uno. El valor de cambio es la expresión del valor de una mercancía expresada en términos de su relación de intercambio con otra mercancía.

El valor de una mercancía es el tiempo de trabajo socialmente necesario requerido para producirla; mientras que el valor de cambio de una mercancía es el tiempo de trabajo socialmente necesario que lleva producir una mercancía expresada en términos del material de otra mercancía.

Así, por ejemplo, el valor de cambio de la fuerza de trabajo se expresa en términos del oro pagado por él en el mercado. Si se puede comprar la fuerza de trabajo de un día por dos onzas de oro, esto significa que el valor de la fuerza de trabajo de un día es igual al tiempo de trabajo socialmente necesario para producir dos onzas de oro.

El problema empírico al demostrar esto, por supuesto, es que nadie sabe cuánto tiempo socialmente necesario se necesita para producir algo: oro, fuerza de trabajo, artilugios, cocaína, crack, cualquier cosa. Pero ignoremos eso por el momento. Lo importante sobre lo que dije anteriormente es que Marx argumenta que esta relación entre el valor de una mercancía y su relación de intercambio con otras mercancías eventualmente se rompería o colapsaría dentro del modo de producción capitalista. En algún momento de la evolución del capital, la relación de intercambio entre la fuerza de trabajo y el oro ya no reflejaría sus tiempos laborales socialmente necesarios comparados.

Otra forma de decir esto es que en algún momento el precio de la fuerza de trabajo en oro (es decir, los salarios) ya no reflejaría el valor de la fuerza de trabajo. Los precios de todas las mercancías, incluida la fuerza de trabajo, ya no expresarían sus valores trabajo. Esto ocurriría porque la producción de riqueza material (zapatos, casas) reflejaría la aplicación de la ciencia y la tecnología más que de trabajo humano.

Por lo tanto, Marx predijo que el final de la producción basada en el dinero era inevitable. La publicación de los Grundrisse arroja luz sobre las fuerzas que finalmente llevaron al colapso del sistema monetario de Bretton Woods en 1971.

4. Sobreabundancia relativa versus absoluta de fuerza de trabajo y capital

Según Marx, la creación de las ganancias se logra al convertir el tiempo de trabajo necesario en tiempo de trabajo excedente. El capital depende de una sobreabundancia relativa, tanto de capital como de fuerza de trabajo, en relación con las necesidades inmediatas de la sociedad que pueden dedicarse a la producción de plusvalía. La plusvalía, dice Marx, requiere que,

"Una gran parte de la riqueza ya creada pueda retirarse tanto del consumo inmediato como de la producción para el consumo inmediato, con el fin de emplear esta parte para el trabajo que no es inmediatamente productivo dentro del proceso de producción material".<

De este modo, el capital genera ganancias al crear una sobreabundancia relativa de trabajadores y capital que pueda emplearse produciendo plusvalía. Marx define la sobreabundancia relativa de la fuerza de trabajo y el capital de esta manera:

“Así como la magnitud del trabajo excedente relativo depende de la productividad del trabajo necesario, también así la magnitud del tiempo de trabajo, tanto vivo como objetivado, empleado en la producción de capital fijo depende de la productividad del tiempo de trabajo empleado en la producción directa de productos. El exceso de población (desde este punto de vista), así como la producción excedente, es una condición para esto. Es decir, la producción del tiempo empleado en la producción directa debe ser mayor, relativamente, de lo que se requiere directamente para la reproducción del capital empleado en estas ramas de la industria".<

El argumento de Marx aquí es crítico, ya que implica que cuando la tasa de ganancia cae permanentemente a cero, la población superflua de trabajadores y la masa superflua de capital creada en el curso de la producción material ya no es relativamente sobreabundante, sino absolutamente sobreabundante.

El capital depende de la sobreabundancia relativa de capital y de trabajo para crear plusvalía. Cuando la plusvalía ya no puede realizarse como ganancia, esto sugiere que la sobreabundancia ya no es relativa en comparación con el consumo inmediato de la sociedad, sino absolutamente sobreabundante, absolutamente innecesaria para la producción de riqueza material.

Por supuesto, queda por demostrar que los eventos del siglo XX están relacionados con el colapso final de la tasa de ganancia a cero, como estoy argumentando aquí, pero si lo estuvieran, implicaría que el proceso por el cual se crea la plusvalía es ahora obstaculizado por la sobreabundancia absoluta de la fuerza de trabajo y el capital.

5. Sobreabundancia absoluta de fuerza de trabajo y capital

Entonces, en el punto en que la producción basada en el valor de cambio colapsa, es decir, en el punto en que se derrumba el patrón oro, el modo de producción capitalista está creando demasiada plusvalía. En el punto en que la producción basada en el valor de cambio colapsa, ¿cuánta plusvalía es demasiada? Toda. Toda pizca de plusvalía es demasiada.

Es decir, es probable que toda pizca de plusvalía creada después de 1971 sea demasiada para que el capital la realice.

¿Qué sucede cuando el capital finalmente produce demasiada plusvalía que realizar y la producción basada en el valor de cambio colapsa? Marx tiene una lista sorprendentemente completa de eventos repartidos a lo largo de sus escritos:

  • Primero, la tasa de ganancia cae a cero, o incluso se vuelve negativa.
  • Segundo, la masa total de capital empleado productivamente ya no crece e incluso comienza a reducirse. El capital recién creado solo puede ponerse a funcionar productivamente si se retira una masa de capital existente igual o mayor en magnitud.
  • Tercero, los capitales existentes se verían arrastrados a un conflicto competitivo para decidir cuáles serían empleados de manera productiva y cuáles se verían obligados a permanecer inactivos. Esto incluiría guerras mundiales entre capitales nacionales.
  • Cuarto, las capitales comienzan a matarse entre sí y la propiedad se concentra en manos de cada vez menos, y más grandes, capitales. El monopolio continúa hasta el punto en que ya no es compatible con la producción social misma. Los capitalistas son expropiados, si no al principio por los propios trabajadores, entonces por el estado existente.

Para resumir el argumento de Marx, entonces, eventualmente la tasa de ganancia cae a cero o incluso pasa a ser negativa. Sigue un conflicto global entre los capitalistas que conduce a la depreciación total y la destrucción total de los capitales. El estado se ve obligado a intervenir y tomar el control de la economía y los capitalistas se vuelven superfluos para la producción.


¿Acaso algo de esto le suena a alguien? ¿Se parece a lo que pasó, aunque aproximadamente, entre 1914 y 1971? Sorprendentemente, hay toda una industria artesanal entre los "académicos marxistas" que argumentan que el fragmento fue un intento abortivo de Marx, que finalmente abandonó.

Veré varios de estos esfuerzos a continuación.

Edit
Pub: Apr 28 2020 00:21 UTC
Views: 251